Sueños escritos

La vida es un sueño imaginado


5 comentarios

Yo y el mar

 

Me gusta caminar por la playa en los días de viento. Tras dos horas de camino me siento agotada pero satisfecha. Entre las rocas hay un hueco. Mi sitio favorito. Está lleno de pequeñas piedrecitas. Me he sentado a tomar el sol y a pensar en los momentos felices de mi vida. Aquellos, cuando me decías: «quien fuera la taza para tocar tus labios» cuando preparaba el desayuno con café y tostadas. O «quiero ser el azúcar que endulza tu café y tu vida».

Son las once de la mañana y el sol calienta. No quema, pica. El mar muestra su belleza de espuma blanca. Horizonte celeste y plata. El viento lo agita con su fuerza controlada. Las olas se estrellan contra las piedras. Las gotas de agua que vuelan por el aire se posan sobre mis labios, y mi bloc de notas. Las saboreo. Agua salada que refresca mi piel. Mi cuerpo. Sumerjo mis pies en la superficie.

Un cangrejo camina hacia algún lado que no descifro. Veo cómo navegan los surfistas sobre las olas. Uno ha hecho una pirueta en el aire y ha caído. Otro da un salto de varios metros hacia arriba, vuela con alegría y grita de emoción. Ya me he acostumbrado a este tipo de espectáculo.

El verano se despide. Espero el otoño con mi mejor sonrisa. Pronto llegará el frío y tendré que usar bufanda y abrigo. Las noches se alargan. Tomaré café calentito y veré llover tras los cristales de mi hogar. Después llegará la navidad y tendré que soportarla, como todos los años, sola. El amor tiene fecha de caducidad. Los hijos crecen y se van. Dibujo corazones que borro con la goma del olvido. Hago planes de futuro que guardo en un cajón vacío.

Tranquila, sigo mi camino de vuelta a casa.

 


2 comentarios

3 Microrelatos

VIAJE A LA LUNA

Con mi traje de astronauta, como un elefante con la trompa muy larga, a luna me fui de viaje. En mi vuelo quise contar las estrellas. Pero cuantas más contaba más se sumaban. La Luna me miraba, sonriente, más se alejaba. De mi sueño desperté y en la cama de la tierra me encontraba atado a la lámpara de la mesita por un hilo de lana.

 

COLMENA

El planeta tierra es una colmena donde cohabitan abejorros, avispas, zánganos y mariposas.

 

 

ESCONDITE

De chicos jugábamos al escondite, éramos más de quince. Una noche de verano se apuntaron los mayores y se nos perdió uno para siempre. Unos dijeron que era porque sabía jugar. Otros dijeron que no.

Al cabo de muchos años le encontraron los de la mudanza dentro de un baúl. El médico dijo que fue la muerte quien primero lo encontró.