Sueños escritos

La vida es un sueño imaginado


Deja un comentario

ARRIBA

 

 

Aquí, en la parte superior de un monte solitario, apartado, al final de un camino de tierra que bordea el pinar me encuentro sentada junto a una gran higuera. El suave aleteo de una mariposa despierta mis sentidos.

Adoro los senderos vacíos de gente, el aire limpio de la mañana, y la luz del día en cuanto amanece.

Amo el gorjeo de los pájaros, el agudo sonido de un grillo, fuente de regocijo, puerta que abre mi sentina por la naturaleza viva, por la música, por el silencio y el disfrute de mi propia soledad.

Allí, al sur, un rebaño de cabras montesas mordisquea la hierba, alzan el hocico, sin dejar de rumiar miran a lo lejos, hacia la cima, como si vieran que las observo me miran, al rato vuelven a comer.

Entra el verano, y aparece una tormenta eléctrica que, sin agua y sin gracia, se aleja hacia el este, empujada por una boca invisible que sopla. Me inunda de alborozo. Un revoloteo de energía despierta mis sentidos.

Se acerca la noche, y recuerdo mis huellas del camino. Toca desandar. Llega la hora de regresar al mundo, al ruido. Creo que el amor se oculta entre matojos y pinchos, mientras, la luna llena vaga hacia arriba.

Adoro los senderos vacíos de gente, el verde oscuro del paisaje cuando el sol se esconde por el horizonte.

 

28/06/2018 Sandy Torres

 

ARRIBA


Deja un comentario

CARACOL SACA LOS CUERNOS AL SOL

 

Agitando el cielo los truenos cantan una canción con graves rugidos. A las diez de la mañana se acerca una borrasca.

Un melancólico caracol se lanza a la aventura. Veloz alza los cuernos al sol. La sombra del cielo lo alerta del chaparrón. Se estremece. Nervioso corre de un lado a otro, lento, agitando su vacío morral donde se guarda cuando siente miedo.

El día se oscurece como sombra de un anochecer a las dos. Las nubes negras arrojan gotas, como agujas en un pajar, contra el suelo, a las tres. El agua moja la hierba. Moja las flores primaverales y las hojas. Algunas se cierran. Las hormigas se pierden dentro de sus volcanes laberinticos de tierra.

El débil caracolito esconde sus cuernos porque las centellas saltan y lo asustan. El caracol se lanza al asfalto sin quedar pegado. El agua lo ayuda a cruzar. Con prisa desliza cuerpo y casa por la calzada pavimentada.

25/04/2018 Sandy Torres

CARACOL


1 comentario

CHIRRIDO DE GRILLOS

Agrios chirridos dan grima.

 

Un grillado canta al pueblo.

Abierta una grieta,

el grillado grita con fuerza,

al coro de grillos despierta.

 

Agrios chirridos dan grima.

 

El coro contesta.

Noche de otoño, nacerá un retoño.

¡Será niño! Grilla un grillo gordo,

¡Será niña!

 

Agrios chirridos dan grima.

 

El coro de grillados grita:

¡Será una o ninguna!

¡Esta noche la luna nos mira!

¡Su cara brilla!

 

Agrios chirridos dan grima.

 

Arriba, la Luna baila,

sonríe encantada,

porque está en compañía

de los grillos que grillan.

 

Agrios chirridos dan grima.

 

El coro grillado, cantando

gresca, camina despacio

por las calles de su grillera.

Siguen al grillo que anda cabreado.

 

Agrios chirridos dan grima.

 

 

Almería Espain

Otoño, Octubre, 08 10 2017 Sandy Torres