Sueños escritos

La vida es un sueño imaginado

UNA REALIDAD COMO OTRA

Deja un comentario

 

 

Sus lindos ojos, redondos, chicos, enamorado como siempre, Richard me miró sonriente. Me gusta, pensé. Deseé besar su sonrisa. Se acercó, me abrazó. Al apoyar mi frente en su pecho sentí que el calor de su cuerpo me envolvió.

Mis labios tan cerca de su cuello. Lamí su piel. Sintió un escalofrío. Con fuerza sujetó mi cintura. Respiró, suspiró, y volvió a respirar.
Olí el perfume de su pelo. Con voz profunda, quebrada, susurré: “Te deseo” el deseo que encontré en el interior de mi imaginación. Su cuerpo se estremeció. Tenso, con un temblor en su boca, “te deseo” respondió con el corazón en un puño, los ojos cerrados y la cremallera abierta.

En ese momento me pregunté cómo era posible que sucedan cosas así después de tanto tiempo. Sentí la ternura de su interior. Me dije que él pertenecía al pasado, al recuerdo. Pero en aquel sueño no me importó. Continué soñando que lo amaba. Y me dejé llevar por la pasión.

Sandy Torres

 

UNA REALIDAD COMO

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s